¿TE GUSTA MI BLOG? ----- Puedes demostrarlo pulsando en la publicidad ----- GRACIAS !

¿Qué son y para qué sirven las lágrimas?

Tomado de Healthline.com

Cuando sufrimos un estado de emoción intensa (tanto tristeza como alegría), lloramos
Cuando un bebé tiene hambre, o está molesto, llora
Si un niño se hace daño, llora
Si pelamos y cortamos una cebolla, casi siempre sufrimos un escozor en los ojos que nos hace "llorar"
Igualmente, si se introduce un cuerpo extraño en el ojo (una mota de polvo, por ejemplo), lloramos también

* Para explicar todo esto serán necesarias varias entradas, ya que hay muchos detalles interesantes que contar. Así pues, en esta primera parte, a modo de introducción, hablaremos de las lágrimas, dónde se forman, por qué, cuál es su composición, qué tipos de lágrimas hay... y en las siguientes analizaremos casos concretos *


¿Qué son las lágrimas?

De forma muy elemental y poco exacta, se suele decir que las lágrimas son agua salada. Algo que sin ser falso, es inexacto, ya que además de sal, contienen otros componentes muy importantes (aunque se encuentren en muy pequeñas proporciones).
Foto: Hugo Quintero

El fluido lacrimal es un líquido constituido mayoritariamente por agua (98.3%), pero que contiene otros componentes muy importantes:
  • Sales: tienen una proporción similar a la de los fluidos corporales internos, aunque con una especial presencia de Sodio (Na) y Potasio (K). De ahí su sabor salado y es por eso que se dice que las lágrimas son agua salada (aunque no sólo eso, ya que tienen otros componentes).
  • Proteínas: se encuentran en muy pequeña cantidad. Las principales son albúmina y globulinas (entre las que destacan las inmunoglobulinas o anticuerpos, de función defensiva ante infecciones). Es muy importante la lisozima, una proteína de efectos bactericidas, descubierta por Alexander Fleming (el también descubridos de la Penicilina) y que se encuentra en abundancia en la saliva.
  • Mucina: la mucina o mucus es lo que vulgarmente llamamos "moco" y se encuentra en las lágrimas en la cantidad suficiente como para proporcionarle una cierta viscosidad que hace que se adhieran a la superficie y se mantengan sobre ella un cierto tiempo, en lugar de resbalar inmediatamente como ocurriría con el agua.
  • Lípidos: son grasas que forman una fina capa superficial (las grasas flotan en el agua, por tanto, siempre estarán en la parte superior) que protege la capa de agua de la evaporación, haciéndola más lenta.

De este modo, las lágrimas están formadas por tres capas: la base, que es la mucosas y está en contacto con el ojo, el agua con las sales disueltas, que forma la capa media, más abundante, y la capa lipídica, situada en la superficie, en contacto con el aire.


Dónde y cómo se producen?

Al estar implicadas varias estructuras, que se encargan de producir la lágrimas, conducirlas, almacenarlas y verterlas en el ojo, se habla de Aparato Lagrimal.
De "Anatomy of human body", H. Grey
Está formado por los siguientes elementos (ver dibujo):
  • Glándula lagrimal: es una estructura formada por pequeños grupos de células que forman bolsitas terminadas en un pequeño tubo. Distintos conjuntos de tubitos confluyen para formar los conductos lagrimales, que salen de la glándula.
  • Saco lagrimal: en él se va acumulando las lágrimas que proceden de los canalículos. Se encuentra conectado con la parte superior de las fosas nasales (de ahí que moqueemos al llorar... aunque esto se explicará en una futura entrada).
  • Puntos lagrimales: son los orificios mediante los que se vierten las lágrimas en el ojo, que llegan desde el saco lagrimal mediante los canalículos lagrimales. Estos orificios se sitúan en la partes distal del ojo (la más alejada de la nariz), arriba y abajo y pueden verse fácilmente.

Así, la producción, almacenaje y expulsión de las lágrimas se realizan dependiendo de las necesidades en cada momento, algo que está regulado por terminaciones nerviosas que estimulan o ralentizan el trabajo de las glándulas.


Funciones de las lágrimas

Además de mantener la superficie externa del ojo húmeda y lubricada permanentemente, las lágrimas desempeñan otras funciones importantes para el organismo y de lo más variadas. Por ejemplo:
Foto: Reuters (usada con fines educativos)
  • Eliminar por arrastre todo tipo de partículas extrañas que lleguen al ojo, evitando que puedan dañar la córnea o enturbiar la visión.
  • Proteger el ojo de sustancias corrosivas o irritantes, que se eliminan mediante un lagrimeo intenso
  • Evitar la entrada de agentes infecciosos, gracias a la lisozima y los anticuerpos.
  • Liberar tensión acumulada por acontecimientos que afectan emocionalmente, tanto de forma positiva como negativa, gracias a la liberación de hormonas del stress.
  • También desempeñan una función de tipo social, ya que son una forma de expresión que reclama atención de los que nos rodean.

¿Hay distintos tipos de lágrimas?

Al tener el sistema lagrimal diversas funciones, es lógico pensar que puede graduar su composición en base a las necesidades o circunstancias de cada momento. Así,  según el origen del llanto, se han diferenciado tres tipos de lágrimas, con ligeras pero muy importantes variaciones en su composición química.
Estos tres tipos son:

  1. Lágrimas de hunidificación: son las que se están produciendo de forma continua para mantener húmedo y lubricada la superficie ocular y que se distribuyen por toda ella cada vez que parpadeamos. Es decir, son las que se encargan de realizar su función básica (por eso se llaman también basales), que es permanente y no salen del ojo (no son las que salen cuando se produce lagrimeo o llanto).
  2. Lágrimas de reacción (o reflejas): este tipo de lágrimas se producen en abundancia y salen fuera del ojo (lagrimeo). Se expulsan para realizar una de las tres primeras funciones descritas, es decir, para combatir la irritación y eliminar sustancias, partículas o agentes infecciosos. Se expulsan cuando pelamos una cebolla, se introduce una mota de polvo en el ojo o cualquier sustancia irritante o tóxica entra en contacto con la superficie de la córnea.
  3. Lágrimas emocionales: se producen cuando lloramos a causa de sentimientos fuertes, bien sean de dolor, tristeza, alegría o frustración, entre otros. En general, estados emocionales fuertes pueden provocar el llanto, teniendo en cuenta que la reacción antes los sentimientos son individuales y cada persona reacciona de forma diferente, con lo cual lo que en algunas puede producir llanto, en otras no.
La estructura en tres capas de las lágrimas, comentada antes, sigue siendo la misma. Las diferencias están en su composición, que varía de unas a otras en base a la función que deben desempeñar, como se verá en los artículos siguientes.

Foto tomada de "designerterminal.com"

* NOTA:
En todas las imágenes no propias se ha referenciado su origen y su uso es únicamente con fines educativos

GuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardar
GuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardar
¿TE HA PARECIDO INTERESANTE Ó ÚTIL MI RESPUESTA? ----- Puedes demostrarlo pulsando en la publicidad ----- GRACIAS !