Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
¿TE GUSTA MI BLOG? ----- Puedes demostrarlo pulsando en la publicidad ----- GRACIAS !

¿Por qué huele mal el sudor?

No todo el sudor que emitimos tiene mal olor.
El producido en la cara o las palmas de las manos, por ejemplo, apenas huele.
By "SAI" (toonpool.com)
Sin embargo, las axilas, la zona genital o los pies, son otra cuestión.


Como se explica en el artículo "¿por qué sudamos?", el sudor es producido por las glándulas sudoríparas de la dermis, de las cuales hay dos tipos: las ecrinas, que emiten agua y sales minerales, principalmente, y las apocrinas, que expulsan además grasas, feromonas y otras sustancias orgánicas.

El sudor producido por las glándulas sudoríparas ecrinas apenas produce olor, dada su composición, que es casi totalmente agua. Estas glándulas abundan especialmente en el tórax, aunque también hay buen número de ellas en la cara y las palmas de las manos.

Sin embargo, las glándulas sudoríparas apocrinas emiten un líquido más viscoso, mezcla de agua, lípidos, feromonas y ciertos desechos metabólicos, principalmente aminoácidos. Este líquido tiene un ligero olor, aunque en principio no no es desagradable, sino que simplemente se trata del olor corporal típico de cada individuo (diferente en hombres y mujeres, debido a las feromonas).
Glándula apocrina
(vichy.es)
Las glándulas apocrinas abundan en las axilas, la zona genital, en el conducto auditivo externo y, aunque menos, también en las palmas de manos y pies.

Este olor corporal aparece a partir de la pubertad, siendo un signo del paso hacia la madurez, ya que comienzan a excretarse las feromonas (atractivos sexuales animales) y otros productos del metabolismo, en el que se producen profundos cambios, además de aumentar el tamaño y cantidad de secreción de las glándulas apocrinas y el vello corporal, que favorecerá el desarrollo de las bacterias.

¿Por qué, al pasar un tiempo, huele mal?

En principio, el sudor apocrino tiene un olor ligero y no desagradable, pero al cabo de no más de una hora, aparece un mal olor característico que a medida que pasa el tiempo se va haciendo más fuerte, penetrante y desagradable.
doctorwellgood.com
El origen de este mal olor están en las bacterias de nuestra piel, que conforman la denominada "flora bacteriana". Son multitud de especies de bacterias que viven en nuestra piel, alimentándose de los restos muertos de la misma y de los componentes del sudor. A cambio, nos proporcionan ciertos beneficios, ya que nos protegen de otras bacterias que, de instalarse en la piel, provocarían irritaciones y trastornos más o menos graves, sin olvidar que nos ayudan a eliminar los desechos de la piel.
Los mecanismos de nutrición de las bacterias son muy simples: toman del medio que les rodea las sustancias nutritivas (en este caso, lípidos y proteínas, principalmente, además de agua, imprescindible para todo ser vivo) y las descomponen en su interior, mediante procesos químicos más o menos complejos, con el fin de obtener energía y también materia prima para crecer y realizar labores de mantenimiento de la célula.
Estos procesos químicos suelen ser en su mayoría de tipo fermentativo, es decir, se llevan a cabo sin oxígeno y dan lugar a pequeñas moléculas como productos de desecho. Las más habituales de estas moléculas son diversos ácidos grasos, amoniaco, alcoholes y compuestos sulfurados, sustancias que producen malos olores, más o menos típicos e intensos (la mayor cantidad de unos u otros hace que el olor sea distinto: rancio, ácido, mohoso, fecal, dulzón, etc.).

Dado que las bacterias se desarrollan mejor en lugares húmedos, calientes y poco iluminados, podemos deducir que sus zonas preferidas son las axilas, los genitales y los pies (en los genitales y las axilas los pelos favorecen el mantenimiento de un ambiente húmedo, oscuro y poco ventilado, en los pies, son los calcetines y zapatos los que favorecen su desarrollo).

Por tanto, si en estas zonas abundan las bacterias y también las glándulas apocrinas, de ahí que sea en ellas donde se concentra el mal olor corporal.

¿Por qué algunas personas emiten un olor más fuerte y desagradable?

El olor corporal es diferente en cada individuo y depende de diversos factores.
Summer Sweat Fest
summersweatfest.com
Los principales son la cantidad de glándulas apocrinas que posee cada uno y la abundancia de su secreción, así como su composición, que varían de unas personas a otras.
Igualmente, la flora bacteriana es diferente en cada individuo y su abundancia también. El desarrollo de las bacterias se ve favorecido por la abundancia de vello y la sudoración más profusa (sin hablar de la falta de aseo personal, que se da por supuesto).

Sin embargo, hay otros factores que influyen en el olor apocrino, haciéndolo más intenso, como ocurre con ciertos alimentos o ciertos medicamentos. Así, el ajo y la cebolla suelen intensificar el olor corporal, así como la abundancia de especias y otros condimentos. Igualmente, todo lo que favorezca una fuerte sudoración (ejercicio físico intenso y frecuente, stress, etc.) hará que las bacterias se multipliquen con mayor facilidad e incrementen su actividad.

Cuando el mal olor es especialmente intenso e incontrolable, a pesar del aseo personal, se habla de un trastorno denominado "Bromhidrosis" (bromo, mal olor), que puede llegar a ser un gran problema para las personas afectadas.
mapleshadepodiatry.com
Suele ser debido a una especial abundancia de bacterias en la piel, por causas naturales, combinada con una secreción apocrina muy intensa.

¿Por qué el olor de los pies es diferente?

En los pies existen las mismas glándulas y la flora bacteriana es muy similar. Pero ocurre que los pies suelen estar cubiertos por calcetines y encerrados en zapatos, lo que hace que los microorganismos que allí crecen presenten ciertas diferencias...
Pero esto se explicará en otro artículo ().

¿Cómo se puede combatir el mal olor corporal?

La forma de atacar cualquier problema es intentar eliminar sus causas.
Ya que hemos comentado que el olor apocrino es producido por las bacterias de la piel y que éstas se desarrollan mejor en un ambiente concreto, podemos deducir varias pautas que contribuirán a reducir de forma importante el mal olor:

  • La primera, lógicamente, es mantener un aseo corporal diario, lavando bien las zonas afectadas las veces que sea preciso.
  • El uso de desodorantes es recomendable, aunque sus beneficios son secundarios.
  • Más importante es mantener lo más seca posible la zona en cuestión, mediante el uso de talco o bicarbonato (éste es un remedio muy recomendado, ya que además de absorber la humedad, destruye muchas de las bacterias).
  • También contribuye a reducir la humedad la eliminación del vello, algo que favorece la aireación y frena el desarrollo bacteriano.
  • El aloe vera también es una gran ayuda, ya que hidrata la piel, reduce el sudor apocrino y combate las bacterias (tanto la savia de la planta directamente, como las cremas comerciales).
  • Evitar ciertos alimentos ayudará bastante, aunque esto es aconsejable en caso de que no resulten los métodos anteriores (pues hablamos de alimentos especialmente saludables como el ajo o la cebolla). De todos modos, se puede empezar por reducir las especias y otros condimentos.
  • En casos de bromhidrosis, es conveniente acudir al dermatólogo, que probablemente recetará algún tipo de antibiótico específico para eliminar buena parte de la flora bacteriana de las zonas afectadas, además de otros productos que contribuirán a mantenerlas secas y a reducir la sudoración excesiva.




¿TE HA PARECIDO INTERESANTE Ó ÚTIL MI RESPUESTA? ----- Puedes demostrarlo pulsando en la publicidad ----- GRACIAS !